Mostrando los 21 resultados

JAMIE KAY nace en el año 2013 con el anhelo de encontrar una bonita manta de cuna para el segundo hijo de sus creadores. Un año después, esas mantas adornaban las habitaciones de clientes en todo el mundo.

Desde ropa de cama lavada a la piedra hecha de lino francés, pasando por la ropa de bebé de algodón orgánico más puro y lana merino. Cada pieza de Jamie Kay está diseñada desde su estudio en Nueva Zelanda y cuidadosamente pensada para garantizar que los diseños no solo sean excelentes, sino que la calidad sea sobresaliente y perfecta para los bebés y niños.

Todas sus prendas están confeccionadas bajo un proceso de producción ético, lo que garantiza que todo el algodón orgánico tenga la certificación GOTS. Las prendas están coloreadas con tintes certificados por Oeko y llegan a tu puerta seguras y listas para ser puestas.